Traes tu ropa en la
mañana y te la llevas impecable en la tarde